Chirri prevenido vale por mil

Después de un par de meses me reporto de nuevo por este medio, socitos, para primero exponer la razón por la cual tengo tan abandonado el blog. Este año no comenzó de la mejor forma para mí y prefiero evitar este tipo de espacios cuando no estoy de ánimo soyadito, porque de alguna manera la idea de esto es transmitirles buena energía para que el blog se convierta en una forma de olvidarse un talsito de las preocupaciones cotidianas. En una palabra, las cuestiones que me ocupan en este momento han sido un tanto complicadas  y no he estado de ánimo bacano para venir a escribir mierda como siempre. Así que para esas personas que a veces me escriben que hace falta una nueva entrada en el blog y todas esas cuestiones, les agradezco que estén tan pendientes de esto y a la gente que de alguna forma se inquieta por lo que me sucede pues un abrazo enorme y en serio muchas gracias. A los que les vale culo pues all cups (Todo copas en inglés). 

 

Ahora sí quiero contarles un pequeña historia, aprovechando que vi un vídeo de animalitos que me hizo sentir feliz. Esto pasó hace unos años en la capital colombiana, cuando este ser de luz decidió aceptarle una invitación a unos punkeros de la Universidad Nacional.

Estaba en la Nacional escuchando temas de 1280 Almas con un grupo de conocidos, entre ellos unos punkeros todos visajosos y otros hippies de esos que llevan una mochila que huele a bareta y unos converse rayados con lapicero, habían unos raperitos y así mero sancocho. Era un viernes por la tarde y estábamos armando plan porque ya todos habían salido de clases y todas esas cuestiones. Cuando uno de los punkeros dice:

—Comamos centro hoy, perritos calientes (siempre decía “perritos calientes”, era como mi tío santandereano pero chirri).

Todos ya aburridos de darnos mala vida por allá en el chorro, cuando no estaba tan puteado por las niñas de los Andes que se toman una club Colombia y empiezan a repartir chéchere como si fuera una novena; lo pensamos seriamente. Entonces decidimos que no íbamos a tomar al centro, nos fuimos para un potrero saliendo de Bogotá sabrá Dios dónde. ¿Por qué por allá? No jé Ernejto no jé, el caso es que un amigo conocía por allá y dijo que era relajado.

Cogimos un cheto, en ese tiempo nos llevaron como por tres mil pesos a unas diez personas. Es que esos conductores de antes sí eran gente que le ponía el alma. Por allá en la puta mierda nos bajamos y caminamos como una hora, ya habíamos comprado Eduardo III, bareta y resto de maricadas, chirri prevenido vale por mil decía Arthur Schopenhauer en  El arte de tener razón. 

Llegamos por allá como a una montaña que daba a una especie de pueblito, no tengo idea de dónde estábamos, pero hacía más frío que en el pecho de Higuaín. Un pelado llevaba una carpa, dizque durmiéramos ahí todos y que pasáramos la noche por allá bien creisis. Todos copiaron y bueno, nos quedamos. Prendimos una fogata con la llama de nuestro amor.

A eso de las 8 de la noche nos pusimos a beber como si no hubiera un mañana, no nos tomamos el Palacio de Justicia porque estábamos en la puta mierda y qué pereza. Hicimos un círculo y empezaron a rotar baretos, un grupito trillaba, otro grupito armaba, otro pegaba, otro sellaba, otro tacaba, otro carburaba y todos lo rulaban. La mera escuela de arquitectura mi socio se ganó el premio Compartir al Maestro y todo.

Cuando ya estábamos un poquito llevados de la cabecita un amigo dijo lo siguiente:

—Marica caminen que por allí hay unas casas abandonadas.

Todos locos, parceros, yo ya ni sentía la traba. Como cuando uno está tan loco que se malviaja solo porque siente que está hablando muy despacito suave suavecito y parece que estuviera encerrado en el corazón. Chirri problems. Ya todos estábamos paila, me acuerdo que un socio me dijo “Veo Kathe será que si uno mete la verga al congelador se le parte”, así cuestionamientos re brutales. A pesar de todo fuimos a las dichosas casas abandonadas porque ya qué hijueputas.

Llegamos y empezamos a recorrer una de las casas, yo tenía resto de miedo pero no kopeo de bisajez analiso realidadez. Cuando estábamos por ahí grita un amigo:

-LE DICEN LA ROMPE CORAZONES FALSAS ILUSIONEEEEEEEES

Mentiras, nos llamó, que fuéramos rápido a ver una vuelta. Él tenía una linterna re visajosa y cuando llegamos la encendió apuntando hacia una pared. Nos decía “¿Qué es eso, marica?”. Y todos re locos no sabíamos qué era, era como una sombra toda sospechosa, qué angustia. Yo no captaba ni mierda, estaba toda ida por allá recordando mi vida en el vientre de mi vieja. Todos estábamos sorprendidos, como un estudiante de los Andes cuando se va de farra con los compañeros de la universidad y no lo matan. Cuando tan, se mueve la sombra. No era una sombra, era un señor orinando en la pared. Virgen santa.

Amigos pues todos trabados nos empezamos a reír muchísimo, eso que uno se ríe tanto que se le olvida la razón de tanta felicidad. Ese señor se emputó y empezó a tirarnos palos y piedras que encontraba por ahí, ni siquiera se guardó el órgano para copular y orinar. Recuerdo que me dio mucha risa porque mi amigo gritaba como una niña

-PERRO TIENE EL CHIMBO POR FUERA JKKSAHDJASHDAJKJAHSDJA-, exclamaba.

Salimos corriendo y perdimos a ese señor, después ya nos fuimos a dormir en esa carpa que ni idea de por qué la habían llevado. Una amiga que estaba toda borracha me decía:

-Kathe hágase a la entradita por si viene ese man que a mí me da miedo que me haga algo.

Qué tal la hijueputa, como si este ser humano no tuviera razones para vivir. Al otro día no vimos a ese señor de nuevo y todo siguió muy tranquilo. Eso era todo, amigos, qué pena con ustedes, que tengan un domingo severo.

 

 

 

 

Anuncios
Estándar

7 thoughts on “Chirri prevenido vale por mil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s