Medellín Paradise

Q’hubo chinitos, espero que estén muy bien, que hayan comenzado el año con buena energía y que aún les quede calentado de la cena de año nuevo. Me disculpo por no haber escrito otra entrada en el mes de diciembre, cosa que prometí, pero estuve algo ocupada y no me quedó tiempo de venir por acá. La cuestión es que antes de comenzar la historia que les traigo hoy, quisiera agradecer a las personas que están pendientes de este blog, que se toman el tiempo de hacer sus comentarios, de compartir con sus conocidos otro blog marica, y bueno, ojalá este año les traiga cosas muy bonitas a cada uno de ustedes y a sus seres queridos.

Esta historia es muy cortita según la recuerdo, pero ustedes saben que yo hablo mucha mierda y probablemente me extienda bastante. No voy a dar fecha aproximada porque tal vez la embarre ya que no recuerdo con precisión en qué tiempo ocurrió esto, pero para situarlos un poco basta decirles que yo tenía como 6 años de edad o algo así, el hecho es que era una niñita.

En aquel entonces me encontraba en Medellín con toda mi familia materna que es de la región antioqueña, no recuerdo muy bien si yo ya estaba viviendo allá o simplemente habíamos ido de visita, pero no es un dato importante. Lo que sí sé con seguridad es que era semana santa, que como ya saben es un periodo de conmemoración religiosa importante para la familia colombiana tradicional, no todas las familias hacen actividades litúrgicas esa semana pero sí la mayoría tiene una idea de esta semana como un tiempo de reflexión, oración y todas estas cuestiones. Vale la pena la aclaración porque ahorita salen los niños estos que son mutaciones de los fans de Kudai fusionados con Roberta de RBD a decir que ya nadie conmemora eso, que desde la constitución del 91 todo cambió y ahora le oran a La Pachamama cuando la novia tiene un retraso, que esa tradición religiosa es un invento para quitarles el derecho de ser ellos mismos y ejercer su sexualidad tirando con cualquiera sin temor a ser llamados estudiantes de la Sergio Arboleda; peeeeero cuando les dan la semanita de receso se alegran tanto que uno se los imagina en cualquier Subway o Starbucks discutiendo con sus amigos temas de gran relevancia religiosa tipo:

 

—Me afectó mal  güevón, o sea marica, cómo Judas güevón va a vender a sus amigos, parce, o sea güevón dañó la amistad mal güevón.

—Total marica ¿viste lo que hizo Pedro también? no güevón, mal mal, esos Pedros siempre son así güevón, como a dársela güevón de mucha vaina gëvón y no marica, real no son nadie güevón.

—Claro marica, aparte Yisus güevón era una calidad de man güevón, marica es de esos manes que güevón te invitan a la 85 güevón y sales super loco güevón así re geordie shore marica super cool. Aparte el man marica era super churro, o sea güevón con ese porte de Jared Leto o sea güevón a lo bien es increíble que paila marica me afectó mal también güevón.

 

Espero que hayan leído ese pequeño diálogo como si tuvieran media empanada caliente en la boca cual gomelito bogotano porque si no es así perdí quince minutos de mi vida tratando de hacer eso creíble… pelados, esta maricada de relación no va a funcionar si solo yo pongo de mi parte. Yo los amo pero tampoco, las relaciones no son de una sola persona.

En fin, la casa de mis abuelos en Medellín en ese tiempo solo tenía un piso, pero ya estaban construyendo el segundo, estaban echando plancha y todas esas cosas. Arriba se hacían los asados ahí en ese apartamento que estaban empezando a hacer, entonces eso estaba en obra negra y habían montañitas de arena, de cemento, habían ladrillos por ahí, en fin. Mis primos y yo nos subíamos toda la tarde a la “terraza” a jugar a los sicarios y a las prepagos porque qué más se hace en Medallo quién lo vive es quien lo goza, ome hijueputa Medellín Paradise gonorrea ome gonorrea flete manga sacapuntas arepa escalas. La vaina es que no había tanto presupuesto y mi primo que era el sicario que en las noches era narco me mandó a poner  unas tetas pues hechas con las medias que mi abuelita tenía colgadas en las cuerdas. Eso mis primas hasta se pusieron culos de camisetas de mi tío embutidas en el pantalón. Una maravilla les digo. Estábamos jugando cuando mi primo, de unos 6 años también, en su bicicleta que para nosotros era una moto, me apuntó con un palo y me dijo:

—¿QUÉ TE PASA PUES OME MALPARIDA QUE NO CONTESTAS? YO TE PUSE LAS TETAS Y YO TE LAS PUEDO QUITAR PIROBA.

Eh ave maría yo metida en el papel de prepago con tetas de medias le respondí:

—NO ME MATES OME YEISON QUE YO SOY TUYA ESAS TETAS SON TUYAS OME TE LO JURO.

Estaba pronunciando yo esas palabras cuando sube mi mamá y nos dice:

—NO LA MATES HIJUEPUTA YEISON OME YO TE PAGO LAS CUOTAS QUE FALTAN DE LAS TETAS DE LA NIÑA PERO NO ME LA MATÉS.

No es cierto, mi mamá pegó el grito en el cielo, que qué estábamos haciendo, que qué eran esos juegos, que qué nos pasaba. Y qué le íbamos a decir, si estábamos como 5 niñas de 6 años con tetas y culos falsos diciéndole al sicario de mi primo que iba en una bicicleta rosada que no nos matara. Ya caímos.

Aquí vale la pena aclarar algo para la gente que no es colombiana y lee el blog, y para quienes son colombianos y pueden sentirse agredidos. La reputación que tiene Colombia en muchas partes del mundo es esa, de sicarios, prostitutas, droga, violencia, etc. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los acontecimientos que se han dado en la historia de nuestro país, han creado unos estereotipos de los cuales es difícil desligarse cuando los medios masivos constantemente los reproducen a través de novelas y películas, por ejemplo, que  muchas veces crean una idea errónea de la población colombiana que en su mayoría es ajena a ese tipo de cuestiones. Los niños fácilmente viendo televisión y esos programas que se producen al interior de Colombia, e incluso en el exterior, toman como modelo esas conductas. Con lo que escribo no tengo la intención de generar ese tipo de comportamientos ni de reforzar aquellos estereotipos, en lo absoluto, de hecho espero quede claro que muchos colombianos, la mayoría diría yo, no nos sentimos para nada orgullosos de ese asunto; solamente les comento algo de mi vida, según lo recuerdo, procurando escribir las cosas tal cual pasaron. Espero nadie se sienta ofendido, ni los colombianos en general, ni la gente de Antioquia en particular. 

Continuemos después de ese aviso parroquial que también aplica a cualquier persona que pueda sentirse ofendida.

El hecho es que mi mamá casi se muere cuando nos vio en esas, imagínense nosotros jugando a esas cosas en Semana Santa, casi nos lavan los cucos con agua bendita.  Mi mamá le contó a mi abuela y a toda la familia, entonces ellos decidieron que como castigo no nos iban a llevar a misa. AH NO MAMI MERO CASTIGO TAN HIJUEPUTA, VEO PUES ENTONCES LE LLENO LAS TETIKS A MI PRIMA CON LA SILICONA PARA PEGAR LAS LUCES DE NAVIDAD, A VER SI DE PRONTO HASTA ME PROHÍBE LAVAR LA LOZA.

Nosotros todos desconcertados nos quedamos en la casa lo más bacano viendo muñequitos, una putería. En esos canales de la perubólica estaban dando el Gato Félix y nosotros contentos ahí pillando esa cuquería de programa. Ese capítulo fue muy curioso porque por alguna razón, el gatico se tiró desde una avión con una sombrilla abierta y cayó suavecito, qué chimba “¿Por qué no hacemos eso mientras llegan de misa?”, les dije. Pero qué idea tan espectacular, Katherine.

Todos dijeron que sí, mejor dicho, hasta la vecina quería jugar con nosotros. Nos subimos pues al segundo piso calculando la altura de la casa y sí, estaba como suave. Pues si el Gato Félix se había tirado desde un avión, por qué nosotros no podíamos tirarnos de un segundo piso. Medellín innovando desde siempre. Pero ojo, uno es creativo pero no güevón, al menos no tanto. Decidimos ensayar los saltos primero lanzándonos desde una de las montañitas de ladrillos que habían por ahí. Todo perfecto, abrimos esa sombrilla y uno caía suavecitico, prueba superada.

Era momento de probar finura desde el segundo piso ya, qué hijueputas. “Hágale Katherine primero que fue la que se inventó el juego”, gritaron todos. Ay chinitos, el miedo se caga del susto cuando lo miro a los ojos. Les dije que bueno, que severas gallinas. Abrí la sombrilla y la puse como un metro arriba de mi cabeza, la agarré fuerte, me acerqué al borde de la terraza que daba a la calle, calculé el ángulo para caer encima de otra montañita de arena que había en el primer piso y me tiré sin pensarlo. Jueputa, pues caí parada durísimo, las plantas de los pies se me quemaron, sentía cosquillas por las piernas, me puse pálida del tiestazo ni siquiera caí en el arenero ese. Pero regia, sin demostrar dolor le dije a mis primos desde abajo.

 

—USH QUÉ CHIMBA, TÍRESE YESICA QUE SE SIENTE CERTERO USH

 

Claro, marica tampoco era. Yo no me iba a quedar ahí llorando sola, ah no señor. Yesica se tiró, ella sí quedó enterrada en la arena, ella sí lloró como si no hubiera un mañana. Quejetas, boba, inmadura, chilletas. Todos empezamos a cantarle ese tema que dice:

 

—MAMIIII YO ME SIENTO TUYO YO SÉ QUE TÚ TE SIENTES MÍA, DILE AL NOVIECITO TUYO QUE CON ÉL TE SIENTES FRÍA.

Mentiras, empezamos a cantar:

—CHILLETAS, CHILLETAS, ALÍSTEME LA MALETA QUE ME VOY PA’ SABANETA.

 

El mero cantico provinciano. Estábamos riéndonos tanto que a mí se me olvidó el tiestazo que me dí, todos muy felices cuando mi prima sale corriendo a abrazar a mi tía, pues ya habían llegado. Claro, Yesica era re quejetas en serio, les contó todo y mero regaño. Mi mamá se me acerca y me mete un palmadón que virgen santa y yo como “OIE OIE YEGAZ DE RESAR A PEGARLE A THU RETHOÑO?????  A YIOSITO NO LE GUSTHA ESTO VASTA DE TANTA HIMPOCREZIA”.

Así terminó ese día de semana santa. Definitivamente uno es mera Barbie Girl y es lo que quiere ser, por la mañana era una prepago de Envigado y en la tarde el Gato Félix ¿ah? qué más le pide uno a la vida.

 

Eso era todo, amiguitos, perdón por quitarles el tiempo. Vayan con dios mis amores.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Estándar

9 thoughts on “Medellín Paradise

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s