DÓNDE EZTHÁ MI MIYÓN DE PEZOZ????

Hace mucho no venía por aquí, socitos, entonces estoy como barriendo y limpiando los vidrios del blog pero todo bien.

Resulta que hoy en mi tierrita, Colombia, se celebra una fecha bien peculiar o pa’ culiar, como quieran llamarle (Me estoy riendo muy fuerte de ese chiste tan re marica. Perdóname Dios por ser tan imbécil, pero así me hiciste tú así que es tu culpa y no mía. no t konozco bai). El hecho es que se celebra el día del amor y la amistad.

Sucede que el mes de septiembre está marcado por una serie de “rituales” que hacen más llevadera la vida de quienes los hacen. Uno de esos rituales es un juego llamado “Amigo secreto”, creo que se juega en otros lugares del mundo, pero en Colombia por lo menos, es casi una tradición que se lleva cabo exclusivamente en este mes. Incluso, algunos lo complementan con una dinámica de endulzada, es como un plus. Es un juego muy interesante y para los que no saben, les voy a decir los pasos a seguir para llevar a cabo la dinámica:

  1. Reunir a un grupo de personas con los mismos vacíos que usted, que no tengan con quien tirar el día del amor y la amistad y que tengan ganas de sentirse queridos mientras el resto del mundo está moteleando.
  2. Escriba los nombres de los participantes en unos papelitos que posteriormente debe doblar y meter en una cartuchera, una bolsita, un bolso de maquillaje, en fin.
  3. Después de revolver muy bien los papelitos y de llorar un ratico porque sabe que su vida es una mierda, dígale a cada integrante del grupo que saque un nombre.
  4. OJO, este juego tiene su complejidad. NO PUEDE MOSTRARLE EL NOMBRE QUE LE SALIÓ A NADIE. Parece que por eso se llama “amigo secreto” pero pues hay más teorías

Cuando cada uno tenga el papelito con el respectivo nombre en su poder, debe ser muy caleto y no contarle a nadie, como les decía. La idea es que al final de septiembre, o en la fecha que acuerden, usted le de un regalo a la persona que está escrita en el papelito que sacó. En este punto se presentan un resto de líos, básicamente porque todos se cuentan y termina convirtiéndose en un “Marica ¿Usted a quién sacó? cámbiemelo que esa vieja que me salió me cae como un culo”, entonces se putea mucho el juego.

Ahora, lo de la endulzada consiste en que usted todos los días, desde que saca el papelito hasta el día de entrega de regalos, debe darle un dulce a la persona que le salió sin que se de cuenta. O sea, este juego es muy caleto en todo sentido. Incluso, hay personas que fijan un valor mínimo del regalo para que exista un equilibrio entre lo que usted regala y lo que le regalan. Regla que normalmente no se cumple básicamente porque somos colombianos.

Ahora bien, teniendo en cuenta lo anterior, les comento que yo también he participado en esta dinámica y voy a compartirles una experiencia que tuve cuando estaba como en segundo de primaria, o no sé realmente, pero era pequeña.

Un día la profesora llegó al salón muy emocionada, solo entendí la razón cuando dijo:

—BUENO MIS AMORES, VAMOS A JUGAR AL AMIGO SECRETO.

A decir verdad no me alegró en lo más mínimo la noticia, porque para jugar a esa vaina era necesaria una cosita: plata. Todo es plata, hijueputa. El hecho es que la cucha como ofendida con la vida dijo que era obligatorio jugar. Y comenzó con el proceso que les comenté anteriormente, cortar papelitos, revolver… vieja marica, en vez de haber preparado la clase.

Llegó pues la hora de sacar el papelito y entre 35 saqué el más hijueputa, es que uno es muy de malas parce. Yo creo que Dios se levantaba, se sentaba desparchado a desayunar, miraba para la Tierra a ver qué había de nuevo y decía “Voy a joder a Katherine que hace dos días está sana”. Me salió la hija de la profesora. A ella todos le rendían pleitesía en el salón, era re consentida y engreída, tenía hasta maquinita de helados y muñecas que hacían chichí y popó… una burguesita de mierda llamada Paula.

Recuerdo que ese día todos salieron muy contentos con sus loncheritas, corriendo, riéndose, jugando, malpariditos como si la vida fuera muy chimba. Yo salí más aburrida que reggaetonero en biblioteca, pensando en resto de cosas:

  1. ¿Qué le regalo a una niña que lo tiene todo?
  2. ¿De dónde putas voy a sacar plata para comprarle algo a esa niña?
  3. ¿Por qué la vida es tan jard con la gente guasa?
  4. Ojalá me endulcen con cianuro.
  5. ¿Será que me puedo ahorcar con la lonchera?
  6. No paila, si me ahorco con la lonchera se voltea el botilito y se me riega el jugo de guayaba.
  7. Agh jueputa mi mamá por qué me manda jugo de guayaba
  8. Oye mamá ¿Por qué eres tan tirana con el que sabe amarte?
  9. Ojalá mañana haciendo las sumas se me parta la mina del lápiz y cuando le vaya a sacar punta, la cuchilla el tajalápiz salte y se me clave en el kokoro.

Cuando llegué a la casa le conté a mi mamá y me respondió lo que esperaba:

—¿Y eso es obligatorio?

—Sí señora, toca dar regalo y dulces.

—Dígale a su papá.

Mentiras, muy gonorrea de parte de mi mamá si me hubiera dicho eso. Simplemente hizo mala cara y siguió cocinando. Yo seguía muy preocupada pero pues tocaba ver el lado positivo: yo le había salido a alguien, me iban a dar un regalo, el sacrificio no era en vano.

El primer día de endulzada le di a Paula una chocolatina Jet de las pequeñas, pero pues a mi juicio es un dulce muy valioso; la pelada se comía la chocolatina, tenía una lámina de animalitos con información para las tareas de biología, además, lean bien, ELLA LE PODÍA QUITAR EL ALUMINIO A LA ENVOLTURA PARA UTILIZAR EL PAPELITO COMO CUERO Y PEGARLO ¿AH? ¿NO ES LA ENDULZADA MÁS COMPLETA DEL MUNDO? ES QUE ESA MALPARIDA DE LA PROFESORA DEBIÓ VALERME ESA ENDULZADA COMO REGALO A LO BIEN MUY MAKIA. Y a mí no me regalaron ni un hijueputa chicle ese día, qué tristeza.

Los siguientes días yo trataba de comprarle dulces ricos y baratos a la niña, pero algo es algo. Y a mí, queridos hermanos, nunca, ni un puto día me dieron endulzada, eso me tenía más triste que cuando mi mamá me ponía a lavar las ollas. Estaba ofendida con la vida pero la profesora me daba ánimo diciendo:

—De pronto no te han dado dulces porque te están preparando un regalo bien lindo.

Yo le creí y dije “Oie zi tienez rason llo kreo ke me ban a regalar un kasa kon pizina jejeje”. Todos se daban dulces ricos y a mí no me botaban ni un calao estos malparidos chinos.

El día anterior a la entrega de regalos, mi mamita muy hermosa llegó a la casa y me dijo:

—Muñeca, camine y compramos el regalo de la niña porque mañana se nos hace tarde.

Virgen santísima, mi mami había ahorrado y tenía plata para patrocinarme el regalo de amigo secreto, más hemocha esa mujer. Fuimos, pillamos unos visajes ahí de maquillaje para niñas pero no valía la pena botarle plata a eso. Pillamos otras vainas pero nada bonito, hasta que decidimos comprarle un peluche ahí re marica que en la pancita tenía como un bolitrón, o yo no sé si era un tumor esa mierda, pero alumbraba y se veía bonito. Mi viejita toda linda me dijo que le compráramos una cajita de chocolates y una corona de princesa (Paula era aficionada a las princesas, era la líder del club de fans de Cenicienta). En fin, el regalo se veía tan chimba empacadito que yo lo quería para mí. Es como cuando sales con alguien brusquito de cara y maluquito de cuerpo, después de un tiempo terminan pero notas que el man (o la vieja) por fin se está poniendo bueno, pero paila porque ya se lo va a comer otra aunque tú le tengas más ganas que antes, así.

Al otro día yo llegué al colegio toda feliz con el regalo bien percha y emocionada por lo que me iban a regalar a mí. Empezó la entrega de regalos y qué ansiedad. Me tocó entregarle a Paula la bolsita y la niña se puso como feliz, eso me alegró porque se puso su coronita y empezó a mariquear por ahí como siempre creyéndose el putas, pero feliz. Luego de un rato llegó mi momento de gloria… le había salido a una pelada llamada Angie, ella llevaba una bolsita pequeña y yo “Agh ojalá que en esa bolsita haya un millón de pesos”. Angie se me acercó y me la entregó.

Yo abrí la bolsa muy emocionada, sin romperla porque eso sirve pa’ empacar otro regalo. Cuando ¡triiiin! una bolsita como con cuatro dulces de anís y yo re:

-OLLE OLLE REZPETHAME PIROBA HPTAAAAAA DÓNDE EZTHÁ MI MIYÓN DE PEZOZ????

Pero me calmé y miré al fondo de la bolsa, había una cajita. La abrí con la esperanza de encontrar oro o algo así, cuando encontré algo que me rompió el kokoro en mil pedazos…

No sé si ustedes recuerdan que por allá en ética y valores de primaria, a uno lo mandaban a decorar un huevo para cuidarlo como a un hijo. Bueno, pues esa china marica me regaló un huevo en una hijueputa cuna de cartón. Era un huevo, con ojitos y boquita dibujados con marcadores, con cabello de lana verde y con bracitos de plastilina. Angie ni siquiera se esforzó en hacer un huevito chimba, ni siquiera le pintó la cuna.

O sea Angie, espero que me esté leyendo porque quiero preguntarle par de cosas ¿CÓMO HIJUEPUTAS PENSABA QUE ME IBA A DIVERTIR CON UN MALPARIDO HUEVO VACÍO? ¿QUERÍA QUE LE AMARRARA UNA CUERDA Y LO ARRASTRARA POR LA CALLE COMO A UN PERRITO? ¿QUERÍA QUE DURMIERA CON ÉL O QUÉ HIJUEPUTAS? ¿POR QUÉ ES TAN MALPARIDA? Y NO ME DIGA QUE NO TENÍA PLATA PORQUE USTED TENÍA LA DE PLATA, PIROBA, USTED COMÍA EMPANADAS Y COSAS ASÍ EN DESCANSO ¿NO PODÍA AHORRAR PARA COMPRARME ALGO MEDIANAMENTE DECENTE? AGH PIROBA LA ODIO, NO SE IMAGINA LA TRISTEZA QUE ME DIO VER ESE HUEVO PELI VERDE EN UNA PUTA CUNA DE CARTÓN CON PAPEL HIGIÉNICO, MIENTRAS TODOS DISFRUTABAN DE SUS MUÑECAS Y SUS BALONES Y TODO LO CHIMBA QUE SE REGALARON. Y LOS DULCES DE ANÍS SABÍAN A MIERDA, ESTABAN TODOS PARTIDOS COMO SI SE LES HUBIERA SENTADO ENCIMA PERRA HIJUEPUTA OJALÁ NUNCA PUEDA IRSE SENTADA EN EL TRANSPORTE PÚBLICO. ME ARRUINÓ LA INFANCIA LA ODIO.

En fin amigos, fue un suceso muy triste, no lloré cuando vi mi regalo porque las guerreritas de dios somos fuertes pero qué puta tristeza. Y la niña no era pobre ni nada, los papás tenían dos carros y taxis, ella siempre llegaba con resto de dinero para las onces… es que al menos se hubiera esforzado, esa mierda todos la habíamos hecho a inicio de año, ni siquiera le cambió el color del pelo, ni le puso escarcha ni nada.

Ya me dio tristeza, me hubiera regalado una botella de Clorox para tomármela.

Eso era todo, perdón por respirar. Ojalá culeen mucho, los odio.

Estándar

Maiky a veces me sigue la corriente

Hace un tiempito escribí algo en las Delicias de Maiky, les dejo el link para que pillen no solo la historia sino la página en general que es un chimba. Les cuento que tiene una vaina que se llama “Viernes de criollitas” y sé que les va a tramar mucho, hay artículos, eventos, entrevistas, fotos… mejor dicho, vayan y miran cómo es la vuelta. En Twitter está como @Deliciasdemaiky, esa mierda sobra porque en la página están todas las redes.

Qué se me escapa… ah sí, Maiky me paga con envueltos entonces sí, soy una vendida para los que preguntaban.

publicidadpolíticapagada elexcesodealcoholesperjudicialparalasaludprohíbaseelexpendiodebebidasembriagantesamenoresdeedad

Ahí les rulo el link:

http://www.lasdeliciasdemaiky.co/lo-que-se-regala-no-se-pide/

Estándar