Bibir la bida lok, madafaca.

A la tierna edad de 12 años, mi única preocupación era pasar las materias con 6 porque como dicen por ahí “6 es nota y de ahí pa’ arriba es lujo”. Mi mayor responsabilidad era ejercer el voto para elegir al personero estudiantil. Sólo le guardaba rencor a mi prima mayor porque me heredaba esa ropa asquerosa y sin estilo y mi mayor afición era jugar maquinitas a la salida del colegio. A esa edad era yo una pelada sana… pero a nivel espiritual y mental porque si de salud hablamos, ay mijito, deje así.

Un día, por designio de la vida y las fuerzas superiores, terminé en un hospital por exceso de makiabilidad. Estuve una semana un toque enferma pero siempre con actitud positiva y con ganas de salir de aquel recinto a ser campeona mundial de “Coca” (Si sumercé es de otro país, coca es como llamamos aquí a un juguete-artefacto muy guasa con el que usted se divierte un montón, no es nada de esas cosas malas que nos atribuyen a nosotros los colombianos).

Duré casi un mes hospitalizada en ese hueco. Yo creo que comen mejor en La Modelo, Ave María, comida pa’ fea la que daban allá, mano. Eso era como comer sextuitera, cuando es necesario uno se la come pero con asco. En fin, espero que quedara claro que la comida no era rica en ese centro de salud. Estaba cansada, aburrida, triste y con ganas de salir de ese lugar.

Mi mamá trataba de visitarme lo más seguido posible pero, como diría Bartolomé de las Casas “El que no trabaja no come, padre”, mi mami iba día de por medio porque no podía dejar su puesto de trabajo todo el tiempo. Obviamente eso ponía triste y preocupaba a mi mamá pero yo me hacía la valiente dándole fuerza con frases inspiradoras a lo Jorge Duque Linares Style, tales como: “TÚ TRANQUILA”, “Dont worry be happy because esas no son penas, viejita”, “Yerba mala nunca muere, ma’re”, entre otras.

Luego de casi un mes metida en ese lugar, el doctor me dio salida. Fue algo muy hermoso, eso sonó de fondo la canción de la Champions y toda la cosa. En fin, debía ir a bañarme para salir de nuevo a bibir la bida lok, madafaca.

El baño de la habitación donde yo me había quedado esas semanas estaba ocupado, así que la enfermera me dijo que fuera al baño que estaba en el pasillo y así lo hice. Entré y habían tres “cubículos”, por así llamarlos. Entré a uno de ellos y empecé a bañarme, todo perfecto hasta ahí. De un momento a otro sentí en la ducha vecina un tiestazo contra la pared, me imaginé que alguien se había caído así que me puse la ropa tan rápido como me fue posible y abrí la puerta de ese cubículo con la intención de ayudar.

 

Y      Q U É    S O R P R E S A   V I R G E N    S A N T Í S I M A   S E Ñ O R     J E S Ú S

 

Resulta que había una pareja de adolescentes enamorados, de esos que viven la vida al extremo y creen que pueden mantener a un niño aunque no tengan ni para comprar un condón. No sé si estaban teniendo sexo en exceso y en el proceso me pide un beso, pero lo que sí me quedó claro fue que se estaban besando de una manera tan salvaje que eso iba a terminar en culeada fija con el permiso de Dios. A ese pelado se le notaba en la mirada que quería darle como a pandereta de evangélico a la joven.

Yo grité  y los sujetos se asustaron, la pelada medio se arregló el cabello, el caballero se quedó mirándome como si la que estuviera pichando en un baño de hospital hubiera sido yo y me dijo:

—¡CUIDADO GOLPEA, NIÑA!

AH CLARO, SALÍ A DEBERLES PICHONES HIJUEPUTAS, qué desfachatez a lo bien esos jóvenes contemporáneos, se perdió el respeto, ¿Dónde quedaron los valores que nuestras responsables abuelitas madres de más de 17 hijos nos inculcaron? Unos sinvergüenza esos adolescentes.

El hecho es que ese día salí muy traumada de ese hospital y ahora cada vez que entro al baño de algún centro de salud me aseguró de llevar una cámara y guardo la esperanza de volver a ser testigo de una escena tan pintoresca como la de aquel día.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s